Destilación y Reposo del Pisco

Una vez terminada la etapa de la fermentación procedemos con una de las etapas más importantes en el proceso de elaboración del pisco conocida con el nombre de destilación. Para esto, el mosto es trasladado desde los tanques hacia los alambiques artesanales en donde se calienta de forma gradual y homogénea hasta la temperatura ideal de evaporación. Todo el proceso es controlado por un moderno sistema semi-continuo que nos permite obtener un óptimo resultado para nuestros piscos donde destacan un cuerpo único, de cautivador aroma y sabor a tradición.

Sabemos que un buen pisco al igual que el vino, necesita reposar un tiempo mínimo. Este período mínimo es de tres meses según la norma técnica, durante el cual dejamos desarrollar sus características organolépticas y el grado de alcohol necesario para obtener un producto altamente fino y exclusivo.

Ver: Cosecha y fermentación

Imagen 01 Imagen 02 Imagen 03 Imagen 04 Imagen 05 Imagen 06